Fundacion CAC

La Alhambra sigue siendo lider de visitas

La Alhambra de Granada, el monumento más visitado de toda España, se caracteriza por su virtud histórica de haber conjugado arte y ciencia durante siglos. Y es que detallados y reposados conocimientos técnicos y científicos hicieron posible que se pudiera construir la Alhambra. En la actualidad, sus restauradores vuelven a valerse de las posibilidades que la ciencia ofrece para idear materiales que aporten nueva vida a una maravilla sin parangón.

alhambra nieveEn estos tiempos, la relación entre arte y ciencia con la Alhambra como escenario vuelve a ser noticia. Desde un punto de vista científico, la química se ha puesto a merced de la restauración. Los restauradores, en su tarea artística, deben dejar diferenciado su trabajo del original, quedando el sello y la mano de cada era bien clara; la química y la geología son disciplinas con las que el restaurador que opera en la Alhambra debe estar familiarizado, para así conocer cómo van respondiendo los materiales y cómo van reaccionando.

Hace más de seis siglos desde que la Alhambra fuese construida. Fueron días en los que el más esplendoroso arte que allí puede observarse se nutrió de las matemáticas y la arquitectura. Quienes laboran ahora por la conservación de todo ese patrimonio también abogan por la perfecta comunión del arte y las ciencias; el rigor científico sigue siendo una de las premisas, con recursos y aportaciones innovadoras como, por ejemplo, los morteros patentados para restaurar yesería, que únicamente se hacen visibles con luz ultravioleta.

La restauración que se lleva a cabo en la Alhambra en estos días sigue protocolos estrictos conforme a la calidad exigida en Europa. En los siglos diecinueve y veinte, se trabajó también duro por la idónea conservación del monumento. En el Oratorio del Partal, construido en el siglo catorce, se afanan los restauradores por reconstruir grietas y fracturas mediante un mortero de yeso fluorescente, que cuenta con un profundo estudio de laboratorio y con sesudas investigaciones científicas a sus espaldas.