Menú

ARTE Y CIENCIA EN VALENCIA

Una visita imprescindible si vienes a Valencia. Obra del arquitecto valenciano Santiago Calatrava. Web no oficial.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias

La Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia constituye uno de los complejos de mayor envergadura de Europa en lo que se refiere a la divulgación científica y cultural. Esta reunión de elementos arquitectónicos fue diseñada por Santiago Calatrava y Félix Candela, que contaron para el diseño de la estructura de L´Oceanografic con el trabajo del ingeniero Alberto Domingo. Esta zona acoge una serie de museos y espacios de entretenimiento; podemos citar, por ejemplo al Ágora o El Hemisferio, cuyos costes originales de creación supusieron un desorbitado gasto para todos los valencianos.

cacAl menos, la Ciudad de las Artes y las Ciencias se ha convertido en uno de los principales reclamos turístico que ofrece la ciudad de Valencia. Sus construcciones de arte moderno sirven de referencia en Europa, e incluso hace unos años fueron seleccionadas entre los “12 tesoros de España”.

Entre los edificios que forman este complejo encontramos L´Hemisferic, que, con la recreación de un ojo como estructura y con una superficie de más 12.000 metros cuadrados, alberga una sala de proyecciones de cine IMAX, Láser y planetario. Por su parte, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe ofrece una estructura cuyo armazón blanco parece simular el esqueleto de un dinosaurio o un ser mastodóntico; en los tres pisos que lo componen podremos encontrar un museo interactivo centrado en la ciencia.

L´Umbracle exhibe un conjunto de especies vegetales propias de la Comunidad Valenciana, como palmeras, lentiscas, madreselvas o jaras; está cubierto por elevados arcos y en su interior acoge El Paseo de las Esculturas, donde las obras de arte de figuras como Miquel Navarro, Yoko Ono o Francesc Abad componen una galería al aire libre. En el Palacio de las Artes Reina Sofía aprenderemos los diferentes ecosistemas marinos del mundo, mientras que en el Oceanográfico disfrutaremos del acuario más grande de Europa. La Torre de Telecomunicaciones, las Torres de Calatrava el Puente de l´Assut de l´Or y el Ágora, lejos de poseer un carácter pragmático o útil, representan construcciones con atractivo visual.

¡Ciudad de Artes estará teñida de dorado!

Imagínese deambular por las calles de Valencia, y un deseo despierte en usted de visitar L’Hemispheric, mientras usted se va acercando detecta algo extraño, algo maravilloso que jamás había percibido antes, asomándose en el lago, nueve columnas en perfecta simetría  que están recubiertas de 850.000 teselas doradas. Donde un gran número de personas, se acerca a contemplarlas y a palparlas abrumados por la belleza y la manera cómo armoniza con el majestuoso cine que se encuentra al lado y cómo se reflejan las columnas en el lago azul, es un paisaje que no se debería perder y aprovechar mientras se puede.

La obra denominada The Sky Over Nine Columns que se traduce al castellano en “El cielo sobre nueve columnas” es una obra desarrollada por el artista Heinz Mack. El fundador del grupo ZERO y responsable de esta maravillosa obra, tendrá el honor de tenerla acogida hasta el 6 de noviembre.

Heinz pensó su obra, la tiene visualizada la cual le vino en un momento súbito de inspiración, sin embargo, no sabía dónde podría instalarla, la ubicación es muy importante ya que la misma sería el fondo de la obra no sería simplemente el lugar donde estaría ubicada su expresión artística. Viajó hacia muchos lugares, incluyendo a Estambul. Pero al final, se decidió por Valencia para expresar su amor por la exploración de la naturaleza de la luz pura en zonas naturalmente vírgenes.

Esto es una obra imperdible que ha conmovido a un gran número de personas, y esto ha resultado perfectamente para el cine que está justo a su lado por la inmensa publicidad que la trae además del vasto número de personas que se acoplan al lado de él. Definitivamente, una obra de la cual el artista debería de enorgullecerse y usted no debería perder la oportunidad para apreciarla, y ver cómo esas columnas doradas, reflejan la luz, aparecen sus 9 réplicas en el lago, y cómo cada uno de sus espectadoras la palpan sintiendo la textura áspera que viene intrínseca con el oro.

¡Prepárate para viajar al Cretácico!

El tiempo prehistórico siempre ha resultado de gran curiosidad para el ser humano, desde el inicio del estudio histórico, el ser humano ha tratado de percibir de mejor manera todo lo que tenga que ver con la prehistoria ya que es un tiempo que se estudia por evidencia paleontológica y netamente científica, pero no existen tantos registros históricos que nos puedan pintar la imagen perfecta de cómo era todo en aquellos tiempos.

Cuán peligroso era vivir allí, cómo se sostenían sin tecnología alguna, cómo vivían en general y cómo convivían con la naturaleza, todo esto resulta misterioso para nosotros, y estos misterios deseamos que sean descubiertos. O al menos, deseamos una demostración semi-realista de cómo era todo en el pasado, necesitamos de eso, de visualizar ese periodo histórico tan misterioso de una manera más directa y ahogarnos en visiones de ese mundo tan simple y sencillo, donde lo único que importaba era la supervivencia, pues estaba lleno de tantos carnívoros feroces que era difícil imaginarse sobrevivir en una época así. Sin embargo, muchos pudieron sostener una vida en ese periodo, y es que se encontraron huellas humanas en el cretácico.

De querer desvelar los misterios que desembocan en ese periodo, es necesario una buena proyección y por suerte El Hemisfèric de la Ciudad de les Artes y las Ciencias de Valencia nos ofrece un espectacular viaje al cretácico donde podremos experimentar una oportunidad que no podremos vivir con frecuencia, este excelente cine proyectará desde el viernes primero de Julio “Caminando entre dinosaurios: planeta prehistórico 3D” una función que no te puedes perder donde serás transportado a los finales del periodo Cretácico en Alaska hace millones de años donde cuentan la historia de dos grandes dinosaurios, todo visto en el cristal de estos herbívoros.

Lo mejor de todo, es que serás hundido aún más en esta experiencia ya que es en 3D, y los cuerpos e incluso los propios movimientos de las criaturas han sido generados a partir de evidencia paleontológica que estudia los fósiles y los comportamientos de los animales.

En la ciudad de las Artes y las ciencias se podrá apreciar a un dinosaurio que era autóctono de Morella

Los científicos han descubierto una nueva especie inusual en España que habitó hace unos 125 millones de años atrás. Investigadores de la UNED en España describieron las especies como Morelladon Beltrani.

Este espécimen tiene un esqueleto parcial principalmente compuesto por una vértebra con sus huesos pélvicos, dijeron los investigadores. Este dinosaurio es uno de mediano tamaño de unos 6 metros de longitud y 2,5 metros de altura. La más curiosa cualidad de esta nueva especie es la presencia de una alta espina neural  en la vértebra dorsal, la cual los investigadores sugieren que posiblemente era para regulación térmica o como una clase de almacén para que la grasa fuese utilizada en momentos donde había poca comida.

El descubrimiento de este espécimen fue en la misma área y periodo de tiempo que otros de sus relativos. El Dr. Escaso agregó que ellos sabían que esta clase de fauna proveniente de Morella era similar a aquellas en otros sitios contemporáneos europeos. Sin embargo, este descubrimiento solo muestra un interesante incremento de la diversidad de estas especie en el sur de Europa hace 125 millones de años.

Este esqueleto incompleto del dinosaurio fue recogido en Morella en España, este fue analizado por un equipo de paleontólogos españoles. Esta bestia acorde con el equipo es relativa al Mantellisaurio atherfieldensis y del Iguanodon.

Esto nos hace suponer que en la temprana Europa que sería en las islas del archipiélago en ese tiempo, teníamos un gran grupo de dinosaurios viviendo y evolucionando uno junto al otro. He aquí, un nuevo espécimen descrito en la localidad de Morella, un buen preservado esqueleto consistiendo con un completo grupo de dientes derechos, 6 casis completos en su vertebra dorsal, un dorsal céntrica, y fragmentos severos de su espina neural dorsal, dos fragmentos de costillas dorsales, un casi completo sacro, su tibia derecha, entre otras cosas.

Sin duda, los misterios del pasado siguen poco a poco siendo descubiertos, al igual que lo que nos rodea en el universo, nos preguntamos si algún día conoceremos del todo no solo alguna desconocida especie de espacio sino también todo lo que nos ha rodeado históricamente en este planeta que habitamos e incluso mucho antes de que lo hiciésemos. Nos hace pensar lo que pequeños que somos en el paso del tiempo.

La importancia de los museos en la enseñanza de las ciencias

La enseñanza de una asignatura tan apasionante como son las ciencias ha dado un cambio radical en los últimos años. A nivel educativo, se fomentan mucho más las clases prácticas y de laboratorio, esas en las que los niños pueden experimentar para comprender mejor los procesos de los que se está hablando.

Y, junto a ello, las visitas a museos, un complemento perfecto para que los niños aprendan mientras juegan y se divierten. Porque los museos se han adaptado también a los nuevos tiempos y a las nuevas exigencias educativas. Ya no se trata de simples exposiciones en las que como mucho se ve y lee un cartel explicativo, esa es una imagen que ha pasado a la historia.

Hoy los museos, especialmente los relacionados con las ciencias en cualquiera de sus aspectos son lugares interactivos en los que se puede ver, tocar y experimentar. Son museos participativos cuyo objetivo es que los visitantes, pequeños y mayores, puedan aprender descubriendo, explorando. Y no hay mejor manera para entender procesos a veces complejos que provocarlos, que experimentar.

Las nuevas tecnologías han ayudado mucho en este sentido. Hoy entrar en un museo de ciencias es como sumergirse de lleno en otra dimensión, podemos ver reproducciones de dinosaurios que se mueven y casi actúan como los que habitaban la tierra hace millones de años, experimentar en cabinas preparadas como se siente un movimiento sísmico, observar cómo se forma un agujero negro o provocar con todo tipo de aparatos reacciones en cadena.

La gran ventaja de este tipo de aprendizaje interactivo es que consigue despertar la curiosidad y el interés por seguir investigando, descubriendo cómo funciona el mundo, cómo es la naturaleza, cómo se producen los fenómenos químicos y físicos o cómo funcionan esos aparatos que forman parte ya indisoluble de nuestra existencia. Experimentar es conocer, es aprender, y los museos ofrecen una magnífica oportunidad de hacerlo de una manera divertida.